"La religión es mala" Dice el protagonista de la siguiente masacre escolar.

Seguramente en tu vida te has topado con uno de ellos. Esos tipos que piensan que tienen la verdad absoluta por el simple hecho de que es lo único que han investigado y es lo que les aparece en Facebook en sus artículos pendejos de Buzzfeed. Y también, seguramente, has pensado en cuantas formas existen para arrancarle los bronquios a alguien mientras ellos están balbuceando una serie de “hechos” y “datos científicos” con una sonrisa de condescendencia comparable a la que le darías a un niño que está aprendiendo a contar cuando se equivoca y no recuerda qué sigue del siete.
Es una eventualidad muy desagradable empezar a escuchar a personas hablando del matrimonio gay como si fuera la cura de todos los males de la sociedad, o que los “mojados” son personas sin oportunidades que no tuvieron otra opción más que correr de esta sociedad opresiva en donde no tuvieron las mismas oportunidades que uno, pero es algo que sucede muy a menudo, y en el ámbito en el que yo radico, siendo un estudiante de una carrera biomédica en una universidad pública de un país en donde las fuentes mediáticas más importantes transmiten en el mismo canal que el noticiero más visto del país uno de los famosos programas mexicanos que a los gringos les encanta reírse de, tener que escuchar y lidiar con personas de mente tan abierta que, irónicamente, es más cerrada que la de una persona que se preocupa por leer. Es decir, las personas que vienen a ser los siguientes líderes de nuestra sociedad son personas que toman como hecho irrefutable que la religión (en especial las cristianas) son malas y no trajeron absolutamente nada bueno para nuestra sociedad.
Te daré un ejemplo que sucedió en esta semana, me encontraba saliendo de una clase que se terminó a las 8:00 p.m. y me topé con unos cuantos camaradas con los que platiqué un rato, de temas nada interesantes, al despedirme de ellos me encontré con un grupo de conocidos sentados en unas bancas que tienen cerca de la cafetería del instituto, entre ellos estaba un, por falta de una palabra mejor, imbécil que estoy seguro que va a ser el siguiente responsable de la inevitable masacre que se avecina en esta ciudad, que me había comentado en un estado que había puesto en Facebook ese día, en donde decía que Colón no había roto ninguna ley y no había violado ninguna frontera y que había una cantidad enorme de idiotas ese día compartiendo imágenes (Y de dónde pinches más: BUZZFEED) que hacían “signaling” (para los que apenas entran en este mundo de ultra-derecha y memes irónicos con tendencia fascista, signaling se refiere a señalizar que estas apoyando algo y NECESITAS que todos se enteren, parecido a lo que hace el Peje cada vez que Peña Nieto decide salir al aire) de que los europeos fueron unos saqueadores y violadores que destruyeron hermosas culturas que ya estaban establecidas y que no necesitaban intervención violenta de un grupo de salvajes que saquearon hermosas tribus con odio y sin un sentido de piedad; pero volviendo al punto, comento, y lo pongo tal y cómo viene en mi estado “La religión no es algo bueno”. Wow. Cómo todo un comunista que ha sido bendecido por Lennon. Que la gloria y el brillo de la barba de Marx siempre acompañe tu bendito halo, señor culto. Cómo se podrán imaginar, este comentario me detonó inmensamente e hizo que mis manos empezaran a temblar, el sudor frio empapaba mi frente y mi visión se tornaba de roja a gris y roja de nuevo, la luz del monitor era lo único que iluminaba mi cuarto y estoy seguro que el único sonido que había en ese momento era mi respiración agitada mientras me componía para escribir la respuesta a su comentario, la cual, con la furia de mil soles, fue “Ok”. Un simple “Ok”, y, más adelante entenderás por que la respuesta a una pendejada tan grande fue tan sumisa y con tan poca connotación de sentimiento.
Volviendo a donde nos encontrábamos, vi a estos sujetos en las bancas, y decidí sentarme a tener una charla con ellos, en específico, preguntarle al señor “Imagine” que por qué pensaba que la religión era algo malo. Cuando llego el momento de escuchar su respuesta, esto fue lo que me dijo “la religión es mala porque es algo que evita el progreso de la sociedad, impide el pensamiento libre y propio del individuo”. Sí, literalmente, eso fue lo que dijo. La platica se extendió por aproximadamente una hora, con puntos de vista diferentes entre los cuatro que nos encontrábamos participando, pero todo esto por un comentario tan irreverente y estúpido como el de ese güey.
Los hechos ahí están, las civilizaciones que practicaban religiones cristianas son las civilizaciones con más progreso social y económico en la historia mundial, como ejemplos tenemos a Alemania, Italia, Rusia, etc.
Claro, después de contemplar eso, salen con “oh, pero el oscurantismo fue creado por la religión, y nos tuvo bajo el yugo de una era de poco o nada de progreso en las ciencias, los cristianos y los católicos fueron los culpables de que durante siglos no haya avanzado ninguna ciencia, y mientras tanto, los árabes estaban dominando las ciencias biomédicas, en especial la medicina, ¿cómo explicas eso?”
Y es simple, el medio oriente se encontraba en medio de rutas de comercio entre Europa, Asia y África, obviamente se iban a convertir en un bastión de conocimiento y cultura durante épocas, hasta que se volvieron salvajes y tuvieron que ser aplastados por la bonita y brillante bota de las cruzadas.
No me pueden decir que la religión es algo malo, y no estoy hablando solo de las religiones cristianas, si no de todas las religiones que prediquen un sermón lleno de valores en donde el respeto al prójimo y a la vida sea la base de la misma. Eso es lo que trae de bueno la religión.
La mente retorcida de este individuo me dijo “bueno, estoy de acuerdo, pero yo creo que todos los seres humanos estamos programados para no hacer el mal, si haces el mal, tu cerebro no está funcionando adecuadamente, tienes problemas mentales”. Y es ahí donde todo tu mundo de ideología liberal y pendeja se cae, porque no es así, el ser humano es un animal, a fin de cuentas somos animales que hemos desarrollado capacidades cognitivas avanzadas que nos dieron la capacidad de pensamiento complejo y de conciencia propia como la que pocos animales tienen y aun así se encuentran muy por debajo de lo que nosotros somos capaces (I.E.: nunca he visto un delfín construir un edificio o escribir una obra literaria), y siendo animales vamos a tener los mismos instintos salvajes y tribales que todavía son muy subyacentes en nuestra sociedad, la cual es la razón por la cual tienes un círculo cerrado de amigos y la familia sigue siendo la base de toda la sociedad, el hecho de que tengamos cognición elevada no significa que tengamos un sensor en nuestra hipófisis que diga “esto está mal y esto está bien”, ese tipo de cosas se van aprendiendo a lo largo de nuestra vida, en base a experiencias y conocimiento, que es traspasado de generación en generación y la mejor forma de hacer que estas bases que hacen que tengamos un sentido de ética y moral que sea fácil de transpolar de generación en generación es la religión misma, es fácil de entender y le da significado a muchas de las incógnitas que surgen gracias a nuestro pensamiento y conciencia súper desarrollada. Y estoy de acuerdo, todo lo que te enseña la religión, entre ellos los valores y la distinción entre el mal y el bien puede ser educado en casa, en la familia, cuando papá te dijo que sacarte el pene cuando estaban en el supermercado estaba mal. Sin embargo, creo que debe haber una definición concreta y es ahí donde entre nuestra religión, es ahí en donde todo lo que aprendiste en la iglesia y cuando mamá te decía que no debías pegarle al niño que te caía mal en la escuela solo porque te caía mal porque a Dios a no le va a gustar. Es ahí donde no entiendo el punto de los ateos, yo me considero un agnóstico teísta, ya que sería muy hipócrita de mi parte decir que soy un católico, he hecho todos mis sacramentos hasta la fecha, soy un católico confirmado, sin embargo, no practico mi religión, no celebro la misa todos los domingos y no rezo por las noches, pero tengo creencias firmes y personales sobre la existencia de Dios y más que nada creo que los valores que me enseñaron durante mi desarrollo como persona son los valores éticos y morales que deben ser atenidos por la sociedad para poder tener una vida de paz, en donde no exista alguien que haga el mal y si lo existe, que la justicia terrenal y divina lo juzgue. ¿Cuál es el punto de atacar un punto de vista como el mío, o cómo el de mi mamá o el de mi papá? ¿Qué acaso crees que el hecho de querer creer en algo me hace más estúpido que tú; tú que te metes a Tumblr a ver gifs de anime y preguntarte porque Karina, la de nutrición, no te ha chupado la verga si eres un “hombre feminista” que se disgusta con la idea de producir más testosterona que una mujer?
Las cosas se tienen que ver con un lente objetivo, el simple hecho de que estés estudiando una carrera que se te hace interesante a ti y te gusta a ti tiene que ver con la religión, con las campañas de evangelización de antaño que hicieron que la cultura que tanto desprecias (la del hombre blanco) haya sido impuesta a tu civilización hace cientos de años para que tú puedas estar en una situación cómoda y puedas vivir como un ser humano civilizado, sin tener que atender cada luna llena a un ritual de antropofagia en la pirámide de tu ciudad. Y si lo quieres ver de otro modo, dudo muchísimo que tu apellido sea “Huitlauac” y dudo mucho que tu linaje sea siquiera 60% indígena, el hecho de que tu existas en este momento, como hombre mestizo mexicano, es por que llegaron europeos a iniciar un proceso de colonización en estas tierras, y dejaron un legado en ti, dejaron el nombre de sus familias en estas tierras para que tu pudieras existir, te apellidas Pérez, Sánchez, Gutiérrez porque hubo un hombre que vino a dejar su nombre aquí y llevas su sangre dentro de ti; y en vez de estar agradecido de que las cosas hayan sido como fueron, lo único que haces es poner imágenes en Facebook que hacen un signaling encabronado de que odias a los europeos por que vinieron a destruir a los pobrecitos inditos que no hacían nada malo, ay, no mames, no es como que no fuera costumbre mexicana comer la sangre de tu segundo hijo antes de que cumpliera los ocho años para obtener sabiduría de los dioses.
Así que la próxima vez que quieras señalizar que es un asco celebrar el día de la raza, recuerda que gracias a la sangre que llevas dentro es de los mismos hombres que sacrificaron sus vidas y comodidades en sus tierras para venir y morir en estas tierras y dándote tu puentote de sábado a lunes.

comments powered by Disqus